jueves, 14 de agosto de 2008

Notacion de Lewis


Introduccion:
En la naturaleza los átomos se encuentran casi siempre unidos formando millones de sustancias diferentes.
La unión entre átomos se produce mediante el enlace químico que se realiza mediante los electrones de la última capa (electrones de valencia).
Enlace químico es la fuerza que mantiene unidos a los átomos dentro de la molécula de una sustancia estable.
Hay distintos tipos de enlaces pero en cualquiera de ellos los átomos unidos adoptan una estructura más estable que cuando están libres.
Por distintas experiencias se sabe que los gases nobles son los más estables y, en general, no suelen reaccionar con otros elementos. La estructura electrónica de los gases nobles tiene de común que en la última capa poseen 8 electrones (excepto el helio que sólo tiene 2); son, por lo tanto, estos 8 electrones los que les confieren la estabilidad (en el caso del helio tendría completa su capa, por lo que también sería estable).
Cuando los diferentes átomos se unen, siempre lo hacen de tal forma que intenten conseguir la estructura estable de los gases nobles.

Tipos de enlaces:
Existen tres tipos de enlaces: iónico, covalente y metálico.
En realidad los enlaces suelen ser una mezcla de, al menos, dos tipos de ellos (aunque uno sea el que predomina). Por este motivo los tres tipos de enlaces son modelos que nos ayudan a comprender cómo suceden las uniones entre los átomos.

Enlace iónico:
En condiciones normales los átomos son neutros (tienen igual nº de cargas positivas que negativas). Ahora bien, hay átomos que tienen tendencia a captar o atraer electrones, esta propiedad se denomina electronegatividad.
Los elementos metálicos tienen tendencia a ceder con mayor o menor facilidad algún electrón de su nivel más exterior, se dice entonces que son poco electronegativos. Por el contrario, los elementos no metálicos tienden a captar electrones por lo que son electronegativos (la electronegatividad aumenta en la tabla periódica de izquierda a derecha y de abajo a arriba).
Cuando un átomo gana o pierde electrones deja de ser neutro y se transforma en un ión. Ión (monoatómico) es un átomo que ha ganado o perdido uno o más electrones.
Cuando un átomo pierde electrones queda con exceso de carga positiva y se transforma, por tanto, en un ión positivo o catión.
Cuando un átomo gana electrones tiene exceso de carga negativa y se transforma en un ión negativo o anión.

Ej. El sodio tiende a ceder un electrón El cloro tiende a captar un electrón


Na – 1 e- Na+ Cl + 1 e- Cl-